Artritis-Artrosis, dolor en las articulaciones

Artritis y artrosis, diferencias de los tipos de dolores articulares, causas, síntomas y tratamiento de la artritis y artrosis. Conoce un poco más sobre las diferencias entre la artritis y la artrosis en este vídeo de MedicinaClara.tv La artrosis es el envejecimiento o deterioro de una articulación. Se trata de un trastorno crónico y degenerativo, caracterizado por un desgaste y degeneración del cartílago articular. El cartílago...

ver más +

Artritis y artrosis, diferencias de los tipos de dolores articulares, causas, síntomas y tratamiento de la artritis y artrosis. Conoce un poco más sobre las diferencias entre la artritis y la artrosis en este vídeo de MedicinaClara.tv

La artrosis es el envejecimiento o deterioro de una articulación. Se trata de un trastorno crónico y degenerativo, caracterizado por un desgaste y degeneración del cartílago articular.

El cartílago articular es un tejido elástico y resistente que recubre los extremos óseos de una articulación, e impide el roce directo de los huesos que la forman. La función del cartílago es amortiguar los impactos que recibe la articulación y favorecer el movimiento suave, sin que exista fricción entre los extremos óseos de la misma.

La artritis es un proceso inflamatorio de la articulación. En este caso, la inflamación tiene lugar en la membrana que recubre las articulaciones, llamada membrana sinovial. A diferencia de la artrosis, la artritis puede aparecer a cualquier edad, no sólo en personas de edad avanzada, sino también en niños y jóvenes.

ver menos +

Compartir

DESPLEGAR VIDEO   +  

Haz click
aquí para ver el
vídeo

Compartir

SINTOMAS - TRATAMIENTO

El proceso degenerativo del cartílago es inevitable y aumenta con la edad, por lo que casi siempre tiene lugar en personas de más de 50 años, aunque no siempre. Además, existen otros factores desencadenantes (alteraciones mecánicas, peso, factores metabólicos, laborales, deportivos...), que aumentan la velocidad de degeneración del cartílago. A medida que se va desgastando, se va haciendo más delgado, produciendo grietas en su...

ver más +

El proceso degenerativo del cartílago es inevitable y aumenta con la edad, por lo que casi siempre tiene lugar en personas de más de 50 años, aunque no siempre. Además, existen otros factores desencadenantes (alteraciones mecánicas, peso, factores metabólicos, laborales, deportivos...), que aumentan la velocidad de degeneración del cartílago.
A medida que se va desgastando, se va haciendo más delgado, produciendo grietas en su superficie y exponiendo así a un continuo roce entre los huesos que forman la articulación. En los bordes de ésta, el hueso se vuelve más denso, produciendo tumefacciones (espolones), llamados osteofitos, que interfieren en el movimiento de la articulación.

La degeneración puede terminar destruyendo completamente el cartílago, lo que provoca el roce continuo de los huesos al realizar cualquier movimiento y genera dolor y crepitación en la articulación. No olvidemos que el cartílago es un tejido aneural (no está inervado), y por lo tanto no puede producir dolor. Lo que duele no es el cartílago, sino el roce del hueso subcondral (el hueso que está por debajo del cartílago), ricamente irrigado e inervado.
Es un tipo de dolor mecánico (empeora con el movimiento y mejora con el reposo).

El desgaste es más frecuente en articulaciones que soportan peso, como la rodilla, la cadera o la columna vertebral. Sin embargo, también se produce como consecuencia de un uso repetido y/o excesivo de algunas articulaciones, por lo que también es común en manos y muñecas.

La artritis progresa en etapas. En un primer momento se produce una inflamación de la membrana sinovial, lo que causa dolor, aumento de la temperatura, rigidez, enrojecimiento de la piel e hinchazón alrededor de la articulación.
En una segunda etapa, se produce un crecimiento y división de las células de la membrana, lo que forma un tejido anormal alrededor de la articulación y el engrosamiento de la membrana.

En la última etapa, estas células siguen dividiéndose y segregan enzimas que dañan y destruyen el hueso y el cartílago, dando como consecuencia la deformidad de la articulación, dolor y pérdida de movimiento.
A diferencia de la artrosis, el dolor de la artritis es un tipo de dolor conocido como "dolor inflamatorio", el cual mejora con el movimiento y empeora con el reposo. 

ver menos +

Compartir

¿QUIÉN LO TRATA?

El médico especialista que diagnostica y trata la artrosis es el reumatólogo o el traumatólogo, mientras que el médico especialista que diagnostica y trata las artritis es el reumatólogo o el médico internista, dependiendo del proceso que lo cause. ¿Puede aparecer en una articulación artritis y artrosis a la vez? Una articulación afectada de artrosis, puede a la larga sufrir una inflamación y producir artritis, como...

ver más +

El médico especialista que diagnostica y trata la artrosis es el reumatólogo o el traumatólogo, mientras que el médico especialista que diagnostica y trata las artritis es el reumatólogo o el médico internista, dependiendo del proceso que lo cause.

¿Puede aparecer en una articulación artritis y artrosis a la vez?

Una articulación afectada de artrosis, puede a la larga sufrir una inflamación y producir artritis, como consecuencia del envejecimiento de la misma. Sin embargo, no debemos asociarlas siempre. Como hemos visto, existen diferentes tipos de artritis, y no todas, ni mucho menos, tienen su origen en la artrosis. Por lo tanto, no tienen que aparecer siempre juntas, ni una ser consecuencia directa de la otra.

Aunque uno de los resultados finales de ambas patologías sea la destrucción del cartílago articular, debe quedar clara la diferencia; la artrosis se produce por el desgaste del cartílago, y la artritis por un proceso inflamatorio de la membrana sinovial

ver menos +

Tags